Demi Moore sin filtros en Cannes: «No estamos en contra de los hombres, sino de los gilipollas»

Demi Moore

En el Festival de Cannes, la estrella de Demi Moore se ha reiniciado: la actriz de Ghost protagonizó la película de Coralie Fargeat The Substance, un filme de terror corporal tan gore y lleno de locura que fue aplaudido por crítica y público.

Durante la rueda de prensa de esta mañana, la propia estrella tomó la palabra para abordar algunos de los momentos más espinosos de la película, que cuenta la historia de una actriz «vieja» a punto de ser apartada que se somete a un tratamiento celular para presentar la mejor versión de sí misma. Así, tiene que compartir su cuerpo con este alter ego, una especie de Dr Jekyll y Mr Hyde.

Una interpretación, la suya, que describió como una experiencia que no la dejó indiferente: «En el proceso, quedó realmente claro el nivel de vulnerabilidad y crudeza que se requería para contar la historia», dijo Moore, «fue una experiencia muy vulnerable y requirió mucha sensibilidad y muchas conversaciones sobre lo que intentábamos conseguir».

Después de Venganza, el director vuelve a centrarse en el cuerpo femenino de una forma bastante chocante. Se habla mucho de las escenas de desnudo integral en las que participan la propia Demi Moore y Margaret Qualley, la nueva diva de Hollywood que protagonizó en Cannes Kinds of Kindness, de Yorgos Lanthimos, y ahora en The Substance: «Fue una gran compañera y me sentí muy segura con ella», dijo Moore de ella. «Obviamente estuvimos muy unidas y desnudas, y en esos momentos también nos divertimos mucho pensando en lo absurdo de ciertas situaciones. Pero al final, todo es cuestión de comunicación y confianza mutua».

Hablando de la película junto a Dennis Quaid (actor que interpreta al director de la Red dispuesto a contratar a la protagonista, un papel originalmente previsto para Ray Liotta), Demi Moore dijo que la película la había «empujado fuera de mi zona de confort», pero también que el tipo de imágenes y escenas eran «necesarias para contar esta historia», abordada por la directora con «mucha sensibilidad». La propia directora, en la conferencia, reveló en cierto modo la inspiración que hay detrás de la película: «No conozco a ninguna mujer que no tenga un trastorno alimentario o alguna otra cosa que ejerza violencia sobre su cuerpo», ha asegurado.

Y a los que se preguntaban si este horror corporal feminista es de algún modo antihombres, Demi Moore respondió por primera vez: «No estamos en contra de los hombres, estamos en contra de los gilipollas». Un concepto que también reiteró Dennis Quad: «Dicen que la Fargeat odia a los hombres, no: odia a los gilipollas. Pero también son muy divertidos de interpretar», bromeó el actor.

 

© REPRODUCCIÓN RESERVADA