Arranca en Filmoteca Española el ciclo dedicado a la cineasta argentina María Luisa Bemberg

camila

Decía la propia María Luisa Bemberg (Buenos Aires, 1922) que su manera de hacer feminismo era hacer buen cine. Uno crítico y visibilizador de las desigualdades de género y su relación con el autoritarismo social, político y familiar.

Cineasta argentina pionera del cine latinoamericano, «La Bemberg”, tal y como se la conocía, protagoniza un ciclo durante los meses de agosto y septiembre de 2023 en el cine Doré de Filmoteca Española, organismo dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte encargado de la preservación, investigación, documentación y difusión del patrimonio fílmico y cinematográfico español.

El ciclo se ha realizado en colaboración con el Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken de Buenos Aires, Argentina, y comenzará mañana 20 de agosto con la proyección de Camila (1984) . Entre otras actividades, el día 30 Cecilia Barrionuevo, programadora cinematográfica, asistirá al cine Doré para presentar Juguetes (1978)  y Señora de nadie (1982).

Nacida en el seno de una de las familias más ricas y poderosas de Argentina, desafió el statu quo y marcó a toda una generación. La primera vez que se puso detrás de una cámara tenía 58 años, estaba divorciada, se había vuelto a enamorar, tenía cuatro hijos y era abuela de seis nietos. 

UFA: Unión Feminista Argentina

Como apunta Cecilia Barrionuevo, autora del texto que acompaña el ciclo, en una entrevista María Luisa Bemberg se declaró feminista y eso hizo que cambiara todo en su vida. Comenzaron a comunicarse con ella otras mujeres que, hermanadas en la interjección elocuente por el hartazgo y la bronca que producía la situación de la mujer sobre problemáticas comunes, decidieron luchar por sus derechos y crearon UFA: Unión Feminista Argentina.

En este contexto, Bemberg es impulsada por UFA para asistir con una cámara a la feria “Femimundo”, exposición en la que se mostraban diferentes artefactos electrodomésticos, junto con ropa y peinados destinados a la mujer moderna. El resultado fue la obra El mundo de la mujer (1972).

Luego, en la misma línea, durante la dictadura argentina tras el golpe de estado de 1976, dirigió Juguetes (1978), donde realiza la misma pregunta: “¿Qué vas a ser cuando seas grande?” a setenta niñas y niños de nueve y diez años que visitan la Exposición del Juguete.

Bemberg observa y muestra sin inocencia los juguetes que se les ofrecen en la exposición y el condicionamiento cultural, las restricciones en la educación y la creatividad, la discriminación y las imposibilidades de autonomía que emergen de los mismos. Como testimonio sensible de una época, se explicitan los roles que tradicionalmente se asignan a cada sexo.

Señora de nadie

En 1981 dirigió su ópera prima, Momentos (1981), tras conocer a Lila Stanic, una de las pocas mujeres productoras que había en el cine: trabajarían juntas diez años, realizando seis películas en menos de una década, siendo las cuatro primeras una bandera de los derechos de la mujer.

En una entrevista de esa época señalaba: “Sabía que si mi película salía mal no iban a decir ‘qué bestia, La Bemberg’, si no ‘¿no ven que las mujeres no sirven para hacer cine?’. Y ahí caerían en la volteada millones de mujeres inocentes”.

En 1982 filmó Señora de nadie, y durante cinco años luchó para que el ente de calificación cinematográfica de Argentina le aprobara el argumento, denegado porque retrataba a una mujer que al enterarse de que es engañada por el marido decide irse de la casa para vivir su vida.  Luego vendría Camila (1984), un éxito de taquilla con 2.160.000 espectadores y la tercera película argentina —hasta entonces— nominada para el Oscar como mejor película extranjera.

Comenzó a dirigir en el momento en que en Argentina surgía la militancia feminista, la mayoría de sus películas se realizaron durante los años 80 en la transición del periodo militar a la democracia hasta los años 90 en pleno neoliberalismo. A través de su mirada se hizo cargo de su propio privilegio sobre lo diferente.

Durante el rodaje de su última película, De eso no se habla (1993), basada en un cuento de Julio Llinás, padre de Mariano y Veronica Llinás, enfermó. Esta pudo terminarla, pero dejó inconclusa la adaptación al cine de El impostor, donó sus cuadros al Museo Nacional de Bellas Artes y el domingo 7 de mayo de 1995 falleció.

Fuente: Filmoteca Española

Calendario de sesiones en el cine Doré

AGOSTO

20 de agosto – 18:00 

Camila (María Luisa Bemberg, 1984)

23 de agosto – 18:00

Momentos (María Luisa Bemberg, 1981)

27 de agosto – 18:00

De eso no se habla (María Luisa Bemberg, 1993)

30 de agosto – 18:00

  • Juguetes (María Luisa Bemberg, 1978)
  • Señora de nadie (María Luisa Bemberg, 1982)

SEPTIEMBRE

3 de septiembre – 20:00

Miss Mary (María Luisa Bemberg, 1986)

17 de septiembre – 19:00 

Yo, la peor de todas (María Luisa Bemberg, 1990)

21 de septiembre – 19:30

Miss Mary (María Luisa Bemberg, 1986)

22 de septiembre – 19:30

Camila (María Luisa Bemberg, 1984)

24 de septiembre – 19:00

  • Juguetes (María Luisa Bemberg, 1978)
  • Señora de nadie (María Luisa Bemberg, 1982)

29 de septiembre – 17:30

Yo, la peor de todas (María Luisa Bemberg, 1990)

30 de septiembre – 19:30

De eso no se habla (María Luisa Bemberg, 1993)

© REPRODUCCIÓN RESERVADA