Netflix adquiere el thriller de terror ‘Don’t Move’: todo lo que sabemos sobre el nuevo proyecto de Sam Raimi

Don't Move

Netflix ha adquirido los derechos mundiales del thriller de terror Don’t Move, una nueva entrada de género del productor Sam Raimi (La maldición)

El proyecto está dirigido por Kelsey Asbille, estrella de las series antológicas de FX Fargo y Yellowstone, junto al actor habitual de Ryan Murphy y estrella Finn Wittrock .

Don’t Move sigue a un experimentado asesino en serie que inyecta un agente paralizante a una mujer afligida mientras los dos están aislados en lo profundo del bosque. A medida que el agente se apodera gradualmente de su cuerpo, ella debe correr, esconderse y luchar por su vida antes de que todo su sistema nervioso se apague.

El equipo de cineastas formado Brian Netto y Adam Schindler dirigien la película, habiendo trabajado juntos previamente la serie de Quibi 50 States of Fright. TJ Cimfel y David White de Intruders escribieron el guion.

La plataforma ha adelantado que lanzará la película a suscriptores de todo el mundo, excepto Polonia y la Comunidad de Estados Independientes.

«Estamos encantados de rodar esta película con talentos como Kelsey y Finn», han asegurado Schindler y Netto, que también celebran contar con Raimi y Lebovici como productores. El anuncio de Don’t move llega poco después del éxito arrollador de la última película producida por Raimi, Posesión infernal: El despertar, que ya ha superado los 125 millones de dólares en la taquilla mundial tras tan solo tres semanas en los cines.

«Los talentosos Kelsey y Finn han protagonizado algunos de los proyectos de suspense más queridos actualmente en el mercado, por lo que son la pareja perfecta para dar vida a esta historia visceral y trepidante».

© REPRODUCCIÓN RESERVADA